Última actualización: 22:59
Leandro Zdero rubricó el duro documento

Un sector de la UCR salió al cruce de Martín Lousteau tras la votación del DNU

Casi todos los gobernadores del partido, junto con los jefes de bloque, difundieron un duro comunicado contra el presidente del partido que votó, contra el decreto.
Casi todos los gobernadores del partido, junto con los jefes de bloque, difundieron un duro comunicado contra el presidente del partido que votó, contra el decreto.
El comunicado.
El comunicado.

El debate del DNU 70/23 volvió a ahondar la interna radical. Casi todos los gobernadores del partido, junto con los jefes de bloque de ambas cámaras, salieron este viernes a la mañana con un duro comunicado en el que se diferenciaron de su presidente, Martín Lousteau, que votó, prácticamente en soledad, contra el decreto que modifica más de 300 leyes.

"Queremos un cambio en el país y una UCR moderna", se titula el comunicado que lleva las firmas de los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes), Leandro Zdero (Chaco) y Carlos Sadir (Jujuy). Además, el texto lleva la firma de Eduardo Vischi y Rodrigo De Loredo, jefes de los bloques UCR del Senado y Diputados, respectivamente.

Palabras más, palabras menos, el texto pone contra las cuerdas al presidente del partido, que ayer rechazó, junto con el fueguino Pablo Daniel Blanco, el polémico DNU que rige desde diciembre.

El resto de los radicales votaron a favor, al igual que el PRO y la Libertad Avanza, salvo el bonaerense Maximiliano Abad. El marplatense votó a favor de la postergación del tratamiento del DNU, primero, y se abstuvo al momento de la votación del decreto después. Abad prefiere no ubicarse en el lugar de "todo o nada".

Pero el documento que se difundió esta mañana no es una mera respuesta a la postura del economista, que desde el primer momento tildó de "inconstitucional" al decreto. "El discurso no nos sorprendió", dijo uno de los que se ubica en la vereda de enfrente. Es más, el texto comenzó a escribirse días antes de la sesión.

El disparador parecería haber sido otro: el enigmático comunicado que impulsó Lousteau días atrás de instar a sus representantes en la Cámara de Diputados y en el Senado, a tomar posturas, promover y votar una serie de iniciativas en conjunto.

El primero de los ítems enumerados es que "cumplan con apego absoluto la letra y el espíritu de la Constitución Nacional a los efectos de preservar los valores rectores de nuestra democracia y el principio republicano de la división de poderes". En otras palabras, que voten en contra del DNU del presidente Javier Milei.

La postura de los "máximos órganos de la UCR", que conducen Lousteau y Gastón Manes no surtió efecto. El grueso se inclinó a favor del DNU. Aun así, los votos de los radicales no ayudaron a revertir el resultado. El megadecreto terminó siendo rechazado y ahora su futuro quedó en manos de los diputados.

¿Se rompe una alianza radical?

"La Argentina necesita de acuerdos y consensos que nos permitan sacar a nuestro país del estancamiento y decadencia que nos sometió el kirchnerismo durante años", reza el comunicado que hizo circular el sector radical que no comulga con su presidente.

"Respetamos el camino que eligieron los argentinos en las elecciones del año pasado con un claro mandato de cambio y vamos a contribuir con las herramientas justas y necesarias que el gobierno necesita para avanzar en su plan de gestión", continúa.

Más allá del contenido del documento, en el que a las claras los firmantes intentan diferenciarse de Lousteau, quedan a la vista dos cuestiones. Por un lado, la ausencia de uno de los cinco gobernadores que tiene hoy la UCR. El santafesino Maximiliano Pullaro. Su ausencia no llama la atención: el mandatario provincial se referencia en el economista y forma parte de Evolución Radical. Pero, sobre todo, el gobernador está 100% abocado a combatir la violencia narco en Rosario.

Y, por otro lado, quien sí firma el documento es Carlos Sadir, el actual gobernador de Jujuy y sucesor de Gerardo Morales, con quien mantiene una estrecha relación. Llama la atención que Sadir, aún sin tener senadores propios, haya adherido al comunicado que pone contra las cuerdas al economista.

La duda es si comienza a resquebrajarse la alianza Lousteau - Morales. O si  Sadir comienza a despegarse de su antecesor, y, por lo tanto, del economista. "De ninguna manera", dijeron allegados al senador porteño. Aseguran que "Sadir quiere las leyes y listo".

Lectores: 100

Comentarios

MÁS NOTICIAS

POPULARES