Última actualización: 10:59
Carpincho macho

La Justicia y el Estado "ausente": una nena de 11 años embarazada, con posible HIV y su violador libre

El domicilio donde se encuentra la nena ahora queda a cinco cuadras de la casa de la madre y el presunto violador. La madre va hasta allí y los insulta. La nena no sabe lo que le pasa.
El domicilio donde se encuentra la nena ahora queda a cinco cuadras de la casa de la madre y el presunto violador. La madre va hasta allí y los insulta. La nena no sabe lo que le pasa.

Un hecho aberrante sucede en el barrio Carpincho Macho en donde un violador está libre, a cuadras de la casa de la abuela materna de la víctima, donde ahora vive la nena de 11 años que no sabe lo que le está pasando. Además, vive en la extrema pobreza.

La  fundación Adorín está dándole apoyo y se inició una campaña solidaria para ayudar a la nena y al bebé que no será dado en adopción. Su abuelo, el padre biológico de la menor de edad, se hará cargo de la criatura cuando nazca. Pide para ello la custodia de su hija y del bebé que está en camino.

La menor de edad está embarazada de 7 meses, con posible HIV y su violador que es su padrastro está libre y viviendo en el mismo barrio como si nada porque no le tomaron la denuncia al padre biológico de la nena y su madre “para embarrar” la cancha denunció que el abusador fue otro adolescente de 15 años.

Personas cercanas a la causa solicitan la urgente aprehensión del sospechoso de pederastia, que actualmente se encuentra a cuatro cuadras de donde reside la víctima, en el barrio Carpincho Macho. El principal sospechoso es conocido como Félix Vallejos, es el padrastro y la madre “están libres”. Siendo que es una pareja cómplice de una violación, un embarazo y posible contagio de HIV.

“La Justicia viene en tortuga”

“La Justicia parece que viene en tortuga. Ella no está preparada psicológicamente“, dice Miriam Palavecino, directora de la  fundación Adorín en declaraciones a Radio Sur Chaco quien dio a conocer el caso para que la Justicia y el Estado tomen intervención de esta situación de gravedad.

“Por el coronavirus, no se la veía. Un primo de la nena fue a la casa y escuchó la conversación de la madre, el padrastro y su hermana para hacerle un aborto clandestino. El nene sale corriendo, va y le cuenta a la abuela materna de la nena”, relató Palavecino.

“No es la primera vez acá, es el primer caso donde hay un embarazo de por medio y donde la Justicia no actúa”, insiste Palavecino y contó que cuando ella fue a la comisaría con el padre y la abuela materna recién tomaron la denuncia y se dio intervención al 102.

“La nena no está preparada, no sabe lo que le pasa”

“Hay que prepararla. La nena está en su mundo, no se da cuenta de lo que sucede ella es una criatura. Hay que tomar la situación y ver cómo se la prepara porque los profesionales dicen que hay que hacerle una cesárea, pero hay que prepararla porque ella no sabe de eso, es muy inocente. Al no estar en contacto con nadie, es una inocente, no está preparada físicamente ni psicológicamente para dar a luz”, relata Palavecino.

Vive a cinco cuadras del violador

Según datos propiciados a El Diario de la Región por parte de la Comisaría Cuarta, la causa fue dirigida a la Fiscalía N°14, a cargo de la fiscal Daniela Meiriño, le dio la guarda de a la abuela materna de la víctima. El domicilio donde se encuentra la nena ahora queda a cinco cuadras de la casa de la madre y el presunto violador. “Lamentablemente, la madre y su pareja son adictos y alcohólicos".

Por otro lado, agregó el que padre biológico -que también reside en el barrio- le comunicó que, en un principio, no le habían tomado la denuncia en la Comisaría Cuarta, que se sentía “desgarrado totalmente porque el tipo está en la casa”. Entonces, fueron nuevamente con la abuela materna y una vecina “y se hizo la denuncia como corresponde”. “Pasó todo el fin de semana, ya estamos a mediados de semana y el tipo sigue (libre)” reprochó.

“No me permitía acercarme, siempre se opuso. Yo pensé que la cuidaba. Yo siempre estuve y quiero tener a mi hija. Yo me voy a encargar de mi hija y la criatura” expresó el padre. “Él tiene su esposa y una hija más. Trabaja”, dijo Palavecino.

Intervinieron en el caso dos abogados, una obstetra, una asistente social y representantes de la Mesa Multisectorial Feminista. Se espera una cesárea. El padre de la nena quiere la custodia, pero “el caso está estancad, el fiscal no actúa”, insiste Palavecino.

“Todo esto a mí me superó”, dice la presidenta de la Fundación que se dedica hace muchos años a ayudar a familias vulnerables y ahora le tocó tomar intervención en este caso que además  es una “nena que está en extrema pobreza”.

Campaña solidaria

Ante la situación, la agrupación Jeremías Acuña  comenzó una campaña solidaria para recolectar ropas y alimentos no perecederos para la menor. Es de estatura media, delgada (aproximadamente 16 de remera y 38 de pantalón). Se recibirá ropa de embarazo. Calza 35, 36.

Para colaborar, comunicarse con Fundación Adorín al 3624 534258 o acercarse a su sede en Carlos paz y pasaje Yaguareté de 15 a 18. También se retirarán donaciones por domicilio a través del 3624- 993794.

Lectores: 9710

Comentarios

MÁS NOTICIAS

POPULARES