Última actualización: 18:00
Segundo aumento en una semana

El kilo de carne pasa la barrera de los mil pesos, ganadero habla de especulación por las fiestas

Tras el aumento que están aplicando este lunes las carnicerías, el kilo de asado ronda los $1050.
Tras el aumento que están aplicando este lunes las carnicerías, el kilo de asado ronda los $1050.

Este lunes al mediodía los carniceros comenzaron a remarcar el precio de la carne tras el fin del “acuerdo” al que había llegado el Gobierno con el sector y que sólo tenía vigencia por el fin de semana largo.

Es así que uno de los principales alimentos de los argentinos se fue por las nubes. Sí, el kilo de carnes superó la barrera de los mil pesos. Un carnicero de un barrio de la zona sur confirmó a Chaco Ahora sobre el mediodía que los precios subían. Con la lista vieja en mano, estaba realizando la remarcación para la mercadería nueva que recibiría el martes.

No se sabe si el consumo bajará, atento a que vienen las fiestas y el pago del SAC (aguinaldo); sin embargo, es un nuevo golpe al bolsillo del consumidor que se produce por segunda vez en una semana, por lo que el kilo de asado para las fiestas, si no se produce un nuevo aumento, se conseguirá por arriba de los $1.050, dependiendo de las carnicerías.

Poco antes de este nuevo aumento, el miércoles, una carnicera de Fontana, al igual que un carnicero del Güiraldes confirmó a este portal que el martes se produjo un aumento del precio por lo que el kilo de milanesas de carnes se conseguía a $890.

El Isepci también indicó en su último informe también confirmó el aumento de la carne y el pollo.

Especulación

En ese sentido, Enrique Santos, ganadero, expresidenta de la Rural, dijo que “hay especulación por fin de año”. “Es abismal el precio del kilo vivo y lo que se vende en las carnicerías”, aseguró y explicó la diferencia que hay y que a su entender el precio lo están manejando los frigoríficos.

Santos analizó una serie de puntos respecto al precio de la carne el cual en los últimos días sufrió un fuerte aumento. “Desde que yo vendo la vaca hasta que llega al mostrador como milanesa, pasa por siete eslabones los cuales, cada uno, le agregan los precios que quieren”, dijo el ganadero.

Respecto a esto aseveró que “es abismal el precio que existe entre el kilo vivo y lo que se vende en las carnicerías” y detalló que el kilo de una vaca de consumo tiene un costo de cerca de 140 a 150 pesos y si se tiene en cuenta que un animal rinde cerca del 50%, el costo se eleva a 300 pesos. Ante esto mencionó que “los precios lo regulan los frigoríficos, nosotros no”.

Señaló que “el Gobierno debería decirles a los frigoríficos que a la media res hay que partirla en tres pedazos porque no puede ser que en barrios de menos recursos el carnicero tenga que compensar el costo del lomito con el del puchero”.

Más allá de esto Santos mencionó que el precio del kilo vivo estaba completamente retrasado con respecto a la inflación y a los costos que se manejan en el campo.

También insistió: “Hay mucha especulación con las fiestas de fin de año”.

Lectores: 67

Comentarios

MÁS NOTICIAS

POPULARES