Última actualización: 22:23
500 millones de pesos

El Gobierno anunció un plan para afrontar la emergencia hídrica e ígnea en la provincia

La provincia viene atravesando más de 3 años de sequía intensa y eso afecta al sector productivo, al sistema de cuencas hídricas, la capacidad de abastecimiento y a la cuestión de incendios.
La provincia viene atravesando más de 3 años de sequía intensa y eso afecta al sector productivo, al sistema de cuencas hídricas, la capacidad de abastecimiento y a la cuestión de incendios.
En este sentido se han llevado adelante acciones para llegar a más de 300.000 usuarios ahora y 400.000 a fines del año 2023.
En este sentido se han llevado adelante acciones para llegar a más de 300.000 usuarios ahora y 400.000 a fines del año 2023.

Se adelantaron acciones para garantizar el abastecimiento de agua potable en áreas urbanas y rurales, para lo cual se destinarán 500 millones de pesos. Además se estableció un sistema de emergencia para prevenir e intervenir en focos ígneos detectados y aplicar un programa de regulación de pesca compatible con la evolución de la altura del Río Paraná.

El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga encabezaron este martes una reunión sobre la emergencia hídrica que afecta a la provincia donde se proyecta un plan de acciones. "Hemos decidido declarar la emergencia productiva, hídrica e ígnea para el territorio provincial en base al análisis de indicadores técnicos provistos por las áreas competentes”, señaló el gobernador.

“Ante la crítica situación ambiental y productiva que estamos viviendo por la sequía, hemos convocado a una reunión para evaluar un plan de trabajo que aborde principalmente la emergencia hídrica e ígnea en nuestra provincia que afecta al desarrollo productivo”, dijo el gobernador.

Entre las principales acciones se establece destinar 500 millones de pesos para perforaciones, acarreos de agua y contratación de equipos para garantizar suministro de agua para consumo humano y productivo,

Además, se estableció un sistema de emergencia para prevenir e intervenir en focos ígneos detectados y aplicar un programa de regulación de pesca compatible con la evolución de la altura del Río Paraná.

“Esta emergencia hídrica, que está por ingresar en su cuarto año consecutivo, ha podido tolerarse gracias a la red de acueductos y extensión de redes domiciliarias urbanas, parajes y sistema de recolección y acumulación de agua en zonas dispersas”, dijo el gobernador.

En este sentido se han llevado adelante acciones para llegar a más de 300.000 usuarios ahora y 400.000 a fines del año 2023.

“Todo el esfuerzo realizado ha permitido atenuar las pérdidas. Hemos instado a Sameep para regularizar la provisión en cantidad y calidad a las comunidades urbanas abastecidas”, dijo el gobernador.

La provincia viene atravesando más de 3 años de sequía intensa y eso afecta al sector productivo, al sistema de cuencas hídricas, la capacidad de abastecimiento y a la cuestión de incendios.

Situación hídrica, alerta ígnea y bajante del río

La ministra de Ambiente Marta Soneira explicó que la convocatoria realizada por el gobernador apuntó a instrumentar una serie de acciones para afrontar la situación ambiental crítica por la sequía que afecta a importantes regiones de la provincia. “El gobernador anunciará pronto un plan sólido para afrontar la emergencia hídrica e ígnea en el territorio provincial”, adelantó la funcionaria.

Soneira recordó que el Chaco viene atravesando más de tres años de sequía intensa en toda la provincia, lo que afecta al sector productivo y a la capacidad de abastecimiento efectivo de las cuencas hídricas.

Participaron de la reunión los principales funcionarios  y funcionarias de las áreas de Ambiente, Sameep y la Administración Provincial del Agua.

Uno de los puntos analizados en la reunión tuvo que ver con un diagnóstico sobre el abastecimiento de agua potable para cada una de las áreas urbanas. En este sentido el gobernador Capitanich estará lanzando un plan específico para garantizar el abastecimiento de agua para consumo humano y animal en áreas rurales de la provincia.

Desde el área de Ambiente, se trabaja de manera conjunta con otras reparticiones de gobierno en  ejes principales que tienen que ver con inversión en áreas rurales, garantizar el equipamiento necesario para atender cuestiones vinculadas a la emergencia ígnea. Sobre este último ítem , se estima que la situación puede ser crítica en estos meses de verano y calor extremo, extendiéndose hasta casi el mes de septiembre de este año.

Soneira también adelantó que se ha convocado a una reunión de la Mesa de Monitoreo de Pesca del Chaco, que con esquema de semaforización que se viene utilizando se encuentra la provincia en banda roja , donde por sexto día consecutivo el río Paraná se encuentra por debajo del metro, por lo que marca la necesidad de declarar un veda total a la pesca.

“Estamos ante un periodo complejo, con altas temperaturas y déficit hídrico (derivado de las bajas precipitaciones) lo que afecta en gran medida al sector productivo y nos pone en alerta por la situación ígnea”, dijo la ministra.

APA: Provisión de agua a zonas rurales y parajes alejados

El presidente de APA, Daniel Pegoraro, aseguró que desde esta área de gobierno se siguen de manera permanente los datos y la situación hídrica  en cada uno de los municipios de la provincia. Desde la APA se trabaja en el tema del traslado desde los puntos de provisión a los parajes o zonas rurales.

“Se trabaja con convenios y asistencia financiera a municipios, además del uso de camiones cisternas propios para el traslado del agua para consumo humano y producción hacia las zonas rurales más alejadas”, dijo Pegoraro.

Se adelantaron acciones para garantizar el abastecimiento de agua potable en áreas urbanas y rurales, para lo cual se destinarán 500 millones de pesos.
Se adelantaron acciones para garantizar el abastecimiento de agua potable en áreas urbanas y rurales, para lo cual se destinarán 500 millones de pesos.
Lectores: 91

Comentarios

MÁS NOTICIAS

POPULARES