Última actualización: 16:17
Entrevista

El Chaco es la única provincia que ofrece libros al 50% de su valor: arranca la FILC y Quirós habla de ello

“Voy a entremezclar mi trayectoria de lector con este momento complejo del país”, adelanta el escritor chaqueño Mariano Quirós.
“Voy a entremezclar mi trayectoria de lector con este momento complejo del país”, adelanta el escritor chaqueño Mariano Quirós.

Este jueves quedará inaugurada la Feria Iberoamericana del Libro del Chaco (FILC) “Leer en democracia”, en el predio del Domo del Centenario. Organizada por la Fundación del Libro y la Cultura y el Gobierno de la Provincia del Chaco a través del Instituto de Cultura y de los ministerios de Educación y de Planificación, Economía e Infraestructura, esta edición de la feria celebra más de quince años de trayectoria. Hasta el 10 de septiembre se podrán adquirir libros al 50 por ciento de su valor.

En el acto inaugural previsto para las 19, el escritor chaqueño Mariano Quirós leerá el discurso “Zumban las balas en la tarde última”, en el que hablará de lecturas y experiencias como también de la situación política actual del país, entre otros temas. En esta charla cuenta sus sensaciones ante esta invitación especial de estar a cargo del discurso inaugural de la Feria Iberoamericana del Libro Chaco 2023.


— ¿Cómo tomaste esta invitación de hacer la apertura de la Feria del Libro?

— La primera sensación fue emoción y encanto. Me encantó que me hayan invitado. Siempre me gustó la Feria del Libro del Chaco. Lo primero que tengo presente es cuando, allá por el año 97 o 98, me compré los primeros libros de Rodrigo Fresán. En este espacio conocí a autores y autoras que de otra forma no hubiese conocido. El Chaco lleva adelante una política cultural intensa que se percibe en la delicadeza con la que están conformando la programación.

Ahora con el correr de los años conozco bastantes ferias por diferentes puntos del país. Por lo general hay distintos paquetes comerciales que se trasladan de una feria a otra, de una provincia a otra. La Feria Iberoamericana del Libro matiza esos paquetes con buenas propuestas, trae autores, autoras, propone charlas y presentaciones diferentes.

— Sin embargo aquí hay un aspecto comercial muy potente que no podemos desdeñar. El concepto de Feria donde los lectores vamos a comprar, los escritores esperan vender y la industria atrás. ¿Si se pudiera cambiar ese concepto de feria por cuál lo reemplazarías?

— Sucede que es un espacio ganado. Es una propuesta que nació desde el mercado librero. De alguna manera la Feria del Libro es un espacio de exposición. No puedo criticar la compra venta de libros porque es algo de lo que participo. Creo que lo que celebro son los espacios de festivales o encuentros literarios. Sin embargo, feria y festival son dos opciones necesarias y cada una cumple un determinado rol. En lo personal, me interesa ser parte de ambas vertientes.

— Zumban las balas en la tarde última es el título de la conferencia que brindarás esta tarde. ¿De dónde viene el título? ¿De qué vas hablar?

— Es la primera vez que escribo un discurso. Soy lo que llaman “un escritor joven” para realizar una conferencia inaugural. Estamos viviendo un momento político bastante complejo y en ese sentido no puedo hacerme el zonzo. No puedo y no quiero hacerme el zonzo. La literatura tiene un componente político muy fuerte. En ese sentido, Zumban las balas en la tarde última es tomado de un poema conjetural de Borges. Lo escuché en mi adolescencia recitado por una profesora del colegio secundario, Ana María Donato. Recuerdo que fue un cimbronazo muy fuerte.
El mismísimo poema tiene en su contenido el significado del destino de la patria, y sudamericano. Lo tiene de una manera literaria y política. Me pareció una buena metáfora y me daba la oportunidad, a su vez, de entremezclar mi trayectoria de lector con este momento tan intenso y tan complejo de la vida política del país. Hoy estamos jugando a un momento límite. Estamos poniendo en juego nuestros derechos. Hay una vertiente política que hace su publicidad a partir de la negación de derechos y entonces me parece que ese es un límite del cual no quiero apartarme.

— En el auditorio habrá jóvenes, escritoras, escritores, funcionarios públicos y público en general, ¿a quiénes estará dirigida tus palabras?

— Esta fue una de mis primeras preguntas: ¿a quién les voy hablar? Estoy pensando en hacer algo que llame la atención en ese tiempo en que me toca hablar. Voy hacer centro en el corazón de lo que somos. Escribir este discurso de alguna manera es el mismo desafío que tengo al momento de escribir un cuento o una novela, ¿cómo hacer centro en el corazón de alguien? Hace días que lo vengo trabajando para que el discurso llegue al centro del corazón. Todavía no sé cómo lo voy a lograr pero estoy trabajando en eso.


— Desde tu lugar de escritor, ¿cómo ves esta propuesta de los libros al 50% de su valor?

— Este es un incentivo para las editoriales, para los libreros y te diría para casi todo el sector del libro. Me gusta la idea de los libros a mitad de precio, son un sostén para reivindicar a la lectura. Lo que hablamos al comienzo, la feria está hecha desde el comercio para vender, para incentivar e impulsar la industria del libro. Hoy los libros están carísimos y esto es gracias a las papeleras de Celulosa Argentina Ledesma y Papel Prensa.
El precio de los libros en nuestro país es altísimo. Es ridículo que una novela cueste diez mil pesos. Ahora, durante la feria, el libro costará cinco mil. Igual sigue siendo caro pero es mucho mejor que pagar diez mil. Quizás en algún momento haya la voluntad y la conciencia popular de expropiar el papel para patear ese tablero.


Leer es un ejercicio de desalineación

Vivimos rodeados de las redes sociales; el teléfono, como una extensión del cuerpo donde distintas notificaciones disparan atención durante todo el día. En su discurso inaugural de hoy Mariano Quirós también traerá destellos de su ser lector. “Estamos bombardeados hoy por las redes sociales. En ese sentido creo que leer es un ejercicio de desalineación. Es una manera de apartarte del ruido para después volver a ese ruido de otra manera, con otra energía y con otra disposición que puede ser subversiva. Yo mismo estoy metido en las redes sociales porque forman parte de nuestra vida cotidiana. Alguna vez los más grandes tuvimos que lidiar con el televisor y hoy es con el teléfono. Sin embargo en el mismo dispositivo podemos tener hoy literatura. La lectura es mi lugar”, subrayó Mariano Quirós.


Quirós, Bio

Mariano es autor de las novelas Robles (Premio Bienal Federal), Torrente (Premio Iberoamericano de Nueva Narrativa), Río Negro (Premio Laura Palmer no ha muerto), No llores, hombre duro (Premio de la Semana Negra de Gijón y premio Festival Azabache); en 2017 su novela Una casa junto al Tragadero recibió el premio Tusquets. Es autor, además, de los libros de cuentos La luz mala dentro de mí (Premio del Fondo Nacional de las Artes); Campo del Cielo; y de Ahora escriba usted (recientemente seleccionado para representar a la Argentina en distintas ferias internacionales). Su última novela es Nuestra hermana de afuera.

Lectores: 351

Comentarios

MÁS NOTICIAS

POPULARES